Portal Político

Tecnología para el Poder Judicial

Martha González

La modernización de las instituciones que facilita y acerca los servicios a los ciudadanos es siempre motivo de festejo y la aplicación que presentó ayer el Poder Judicial es un ejemplo de cómo este tipo de avances pone en una mejor perspectiva la posibilidad de gobierno abierto.

Las maravillas de la tecnología al servicio de la gente permitirá, en el caso de la app PJEdomex, agilizar la procuración de justicia y al mismo tiempo limitar la corrupción.

Obviamente hay mucho por hacer, es claro que el acceso a internet no es aún una realidad para todas las comunidades, sin embargo, el avance no debe frenarse, por el contrario.

Al final del día, el Estado de México es el más avanzado en materia de digitalización de archivos y documentos, cosa que debe ser aprovechada.

Además, esta innovación tiene la enorme ventaja de que fue creada por el propio personal del Poder Judicial, lo que significa que está diseñada a la medida de las necesidades, no tuvo un costo excesivo y nos da la tranquilidad de saber que hay en esa institución ente preparada.

Ahora lo que requiere el poder judicial es una agresiva campaña de difusión para que la aplicación sea explotada al máximo.

Protección para la tercera edad

La otra celebración interesante es el programa del DIFEM para la búsqueda de personas de la tercera edad extraviadas. La Alerta Plateada permitirá atender con prontitud los casos en que los abuelitos se pierdan, pero también ayudar a revisar casos de abuso.

Este es un sector de la población que está muy vulnerable y en el que hay más violencia de la que reconocemos como sociedad.

Abusos que van desde obligarlos a la mendicidad hasta el maltrato físico y el abandono.

Con este mecanismo, en el colaboran Seguridad, la Fiscalía y el Registro Civil, permitirá también denunciar y revisar estos casos, que por desgracia son más comunes de lo que imaginamos.

Las personas de la tercera edad deberían ser tan protegidas como los niños y, sin embargo, están tan abandonados los unos como los otros.

Bien por las instituciones que voltean a ver a este sector y esperemos que el resultado sea notorio.

Por cierto, el mecanismo incluye la creación de un padrón biométrico, que permitirá tener registro de personas mayores con problemas mentales, como el Alzheimer, que son los más propensos a extraviarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *