Portal Político

Hora de cosechar

Martha González Aguilera

El Gobierno del Estado ha presentado ante los diputados locales una solicitud para financiamiento a través de las llamadas APP (Asociaciones Público Privadas) por 44 mil millones de pesos para obras de rehabilitación carretera y la construcción de dos cárceles. Los proyectos serán a 12 y 25 años, respectivamente.

Este es un mecanismo en el que la iniciativa privada invierte y el gobierno estatal paga a largo plazo, lo que claramente es adquisición de deuda, pero no se incluye en la deuda pública formal.

Habrá que ver como le va al gobernador con esta solicitud frente a los diputados. Hay que recordar que esta es la primera iniciativa que envía luego de la conformación de la pequeña bancada independiente y después de la controversia por el tema de los “moches”, en el que Morena acusó a los priístas de pretender reventarle la paz al interior del grupo parlamentario.

Hasta ahora, el gobernador Alfredo del Mazo ha sido muy negociador y no ha dicho ni “pío” ante temas como la Ley ISSEMyM, los recortes presupuestales y la famosa austeridad republicana. Veremos como le reditúa esa actitud pacificadora ante su primer gran proyecto frente al Congreso mexiquense.

Otro desastre de Tenería

Los normalistas de Tenería causaron ayer destrozos en las oficinas del SEIEM luego de una reunión con autoridades educativas que claramente no salió bien.

Lo cierto es que los desmanes de estos jóvenes son constantes, casi siempre con el secuestro de camiones o a su paso por la ciudad con marchas y manifestaciones.

Por ejemplo, ya los empresarios transportistas anunciaron que en Semana Santa tendrán problemas para atender la afluencia de usuarios, que en esta temporada aumenta por obvias razones.

Dicen que los camiones que han sido vandalizados por los estudiantes de Tenería no han podido ser repuestos o arreglados, por lo que no habrá suficientes unidades para cumplir con los servicios.

Y es que los muchachos secuestran los autobuses para transportarse y luego no los devuelven, sino por meses los retienen y cuando los devuelven, si es que lo hacen, están destruidos.

Los gastos deben asumirlos los empresarios y eso causa daños graves a su patrimonio, que nadie repone.

Ayer demostraron nuevamente que la sin razón es su único argumento, Por fortuna no hubo heridos, pero no se puede seguir tolerando este tipo de abusos.

Ya las autoridades han presentado las denuncias correspondientes y esperamos que ya sea el momento de tomar acciones legales en contra de quienes resulten responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *