Portal Político

Cuando el primero de julio nos alcance…

Martha González

Hambre tengo de comerme mis palabras completas y sin aderezo el primero de julio, cuando por fin “los datos” del presidente López Obrador se hagan presentes y resulte que no hay recesión, ni la economía está estancada.

Se nos caerá la venda de los ojos y veremos claro que la economía no es preocupación, porque “vamos muy bien”. Entenderemos por fin que en el primer trimestre, la intención de compra del consumidor no cayó cerca del 2 por ciento, y que eso no significa que no hay crecimiento comercial ni generación de nuevos empleos para ese sector.

Veremos que hemos estado equivocados y la caída ocho lugares en el ranking de atracción de inversión extranjera directa fue un invento de los detractores del presidente.

Cuando el primero de julio nos alcance, las cifras que viven en la cabeza de López Obrador transformarán la realidad y de golpe y porrazo nos pondrán en la ruta del crecimiento. No habrá caído 80 por ciento la generación de empleo.

No habremos vivido en 2019 el primer trimestre del año más violento en décadas y, coincidentemente, el primero sin crecimiento en muchos más años.

Habrá dinero circulando en una economía sana y robusta como la que ve nuestro presidente. Me urge disfrutar de esa visión de prosperidad, paz y armonía, como le urge a los millones de mexicanos que creen en él.

López Obrador dice que las críticas y el escepticismo provienen únicamente de los neoliberales y sus huestes, dolidos porque se acabó la corrupción y no hay ta negocio para ellos.

Se equivoca. Preocupa que se cierran las opciones para todos en todos los sectores. No hay dinero en las calles, ni consumo, lo que se ha traducido en despidos masivos en todo tipo de empresas, no solo en el sector gubernamental, que ha sido muy afectado.

Pero, ya falta poco para que el gran secreto sea revelado y el presidente nos demuestre todo lo equivocados que están nuestros datos y cuánta razón tiene él. Ojalá.

Visita presidencial

Por cierto, esta semana viene el presidente Andrés Manuel López Obrador vendrá al Estado de México, justo unos días antes de su informe.

Visitará Ecatepec y hay tantas expectativas en el ambiente político, que tal vez algunos están sin dormir.

Es ese municipio el epicentro de uno de los polos de poder que pretende controlar Morena en el Estado de México, donde se preparan para los comicios internos para renovar dirigencia.

Justo para esas elecciones intentaron congelar a los diputados con la sanción por el reemplacamiento, pero no se pudo, así que el proceso se pone interesante. Mientras, nos visita de nuevo el presidente y aquí hay tanto que contarle. Muchas quejas, dicen que tiene mucho que arreglar y poner orden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *