Portal Político

Rebelión priísta

Martha González

Dicen que la realidad supera la fantasía y los priístas podrían dar una sorpresa interesante en breve.

Resulta que se está gestando desde la base una rebelión en contra de la imposición de decisiones cupulares, pues dicen que son esas los que han llevado a su partido a la crisis actual.

El caso es que, al menos en el Estado de México, la línea era que irían con Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, por la dirigencia nacional.

Así las cosas, recientemente nombraron a Jorge Omar Velázquez Ruiz coordinador de la campaña de Alito en territorio mexiquense. Él, muy entusiasta, desde luego, como suele ser, reunió a las estructuras para informarles que empezarían a trabajar y se encontró con una tremenda sorpresa.

La gente respondió que no, no le interesa participar en apoyo a Moreno Cárdenas.

De hecho, dijeron que hace ya un tiempo que han empezado a trabajar para promover la campaña de Ivonne Ortega.

El consenso general arroja dos argumentos, ambos de mucho peso: no aceptarán línea y consideran que Alito es un traidor.

Recordemos que hace poco se filtró que Andrés Manuel López Obrador tendría interés en apoyarlo y lo expresó a los gobernadores.

Hasta ahora nadie lo ha podido comprobar, pero tampoco hubo desmentidos respecto del tema.

En fin, sea como sea, la base del priísmo mexiquense no lo quiere.

Pero lo más interesante es que han decidido que no seguirán ni aceptarán línea de la cúpula, ni de la dirigencia ni de nadie.

Lo cierto es que lo mejor de un partido político, de cualquiera, es su militancia. Las cúpulas han abusado de la buena fe de quienes creen en los ideales que representan los colores de su partido.

Mientras, la militancia ha permitido que los partidos pierdan credibilidad, trabajo y poder en aras de ser “institucionales”.

En el PRI, como en todos los demás, la única manera para que se recuperen es volver a las raíces y eso está en la base.

Parece que la militancia por fin ha decidido hacerse escuchar y más vale que sus líderes sepan escuchar, o se van a quedar solos con un cascarón.

Por cierto, ya empezaron a surgir los resultados de esa rebelión del priísmo mexiquense, en la elección de líder juvenil, donde el candidato de Alejandra del Moral -Alfredo Iván Álvarez Jaime- apenas obtuvo el 7 por ciento de los votos, contra el 62.48 por ciento con el que ganó Christian Quintana Muñoz.

Los chicos argumentaron que no votarían por Álvarez Jaime porque no quieren línea de Alejandra del Moral, a quien parece que no termina por quererla la militancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *