Portal Político

Prensa prudente

Martha González Aguilera

Luego de la controversia en redes durante el fin de semana por los cuestionamientos de Jorge Ramos al presidente Andrés Manuel López Obrador, resulta que ayer el presidente abordó el tema en la conferencia y con sus comentarios dejó muy mal parado al gremio periodístico que participa cotidianamente con preguntas en esos encuentros matutinos y a él mismo.

Dice el presidente –en una especie de defensa fallida- que no es que esos reporteros no sepan, como muchos señalaron en redes sociales, sino que ellos son “prudentes”, “porque si se pasan, ya saben lo que puede pasar…”.

Ya después agregó que el problema no es con él, sino con un pueblo informado que sale en su defensa.

Así las cosas, ahora resulta que quienes le hacen preguntas cómodas y hasta se dedican a aplaudirle en las conferencias mañaneras son la “prensa prudente”. Antes le llamaban de otra forma, pero ya está visto que el presidente está decidido a cambiar hasta el uso de lenguaje.

La oposición ya no es tal, ahora son conservadores. La sociedad civil está descalificada y ahora es el pueblo bueno, la prensa que lo critica es fifi y cuando no la puede atacar con tanta fuerza, resulta “imprudente”, como Jorge Ramos.

Al final de cuentas, al poder siempre le incomoda que lo critiquen y más que lo cuestionen, eso es natural y ya los periodistas sabemos que esa es una lucha diaria, no importa cómo se llame el gobernante o cual sea su origen. ¿Por qué habríamos de esperar algo diferente del régimen actual?

Es más, se agradece que al menos el presidente ya señaló abiertamente que lo que espera de la prensa es “prudencia”, esa es la actitud que le gusta y hasta aplaude. Obviamente no hay acuerdo en ese punto con los periodistas serios ni con muchos ciudadanos informados que no están felices con todo lo que el presidente hace

Sin embargo, la libertad de expresión es un bien de la sociedad, en la que están incluidos periodistas –de todo tipo-, ciudadanos y políticos.

El presidente está en su derecho de decir lo que piensa y los periodistas, como siempre, encontraremos formas de hacer nuestro trabajo y rendijas para colarnos. Cada quien en su papel y en su lugar. En su momento, cada uno enfrentará sus consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *