Portal Político

¿Quiénes son corruptos?

Martha González

Es increíble la forma en la que la capacidad destructiva de ciertas ideologías pueden llevarse entre los pies a propios y extraños sin el menor asomo de sonrojo de sus seguidores.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le resulta muy sencillo desde las alturas señalar quien sobre vive y quien no, cual emperador romano en pleno coliseo.

De un día para otro, quienes son sus allegados se convierten en enemigos con solo señalarle desacuerdos o errores.

El ejemplo claro ocurre esta semana, con la diferencia de trato entre San Juana Martínez, directora de Notimex y Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda.

En Notimex ocurren, como en casi todo el gobierno federal, cosas extrañas. Despidos masivos –de trabajadores de base, no sólo de altos funcionarios con salarios escandalosos, como asegura el presidente-, malos tratos contra los empleados, contrataciones de personal sin capacidad ni experiencia y, como resultado, pésimos resultados o parálisis de las áreas de gobierno. En Notimex de plano vemos errores graves que va desde faltas de ortografía hasta supuestos trabajos de investigación que atacan a quienes critican o están en desacuerdo con acciones del gobierno federal.

En el caso de San Juana Martínez, el presidente justifica todo y dice que los invita a la reconciliación. Abrazos y con eso todo se resuelve. En cambio, al ex secretario Urzúa lo ha tratado de traidor.

Para colmo, la directora ha cometido el desatino de rechazar errores, pelearse con todo el mundo y esconderse tras el gran argumento de este sexenio: son corruptos.

Pero ¿quiénes son corruptos? A este ritmo, todo el que no está de acuerdo con el presidente, su gabinete, sus acciones, ideas, declaraciones o filosofía.

Solo les recordamos que más del 30 por ciento de país no coincide con ellos ni con algún otro partido y sólo poco más del 30 por ciento es seguidor de Morena.

Helicóptero raro

Ayer la Fiscalía General de la República informó de la detención de un agente de la policía del Estado de México como probable responsable por el homicidio del piloto del helicóptero que fue derribado en Sultepec a mediados del mes pasado.

Presuntamente este policía estatal habría disparad contra el aeronave, lo que causó su desplome, un asunto que ha sido por demás inquietante, porque hay muchas dudas en torno al caso.

Por lo pronto, lo que si sabemos es que el helicóptero era del gobierno de Naucalpan, con aquello de que se puso de moda que los ayuntamientos se hicieran con un vehículo de este tipo. Pero ahora, con la austeridad republicana, algunos gobiernos –como el de Paty Durán-decidieron venderlos.

Esta aeronave llegó a manos de algún grupo de no tan buena reputación y parece que solo le borraron el logotipo del ayuntamiento y el resto de la imagen la dejaron igual.
Total, el caso se volvió federal y ya hay resultados de la investigación, veremos que más pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *