Portal Político

Batallas morenistas

Martha González

También en Morena hay mucha inquietud por el proceso interno para renovar la dirigencia nacional del partido y paradójicamente están en la misma situación que el PRI, con la insistencia de la cúpula por imponer a una candidata que nadie quiere.

En este caso, se trata de Yeidckol Polevnsky, quien a pesar de urgir de la política mexiquense, ni aquí es bien vista.

Sin embargo, es el propio Andrés Manuel López Obrador quien insiste en promoverla de manera extra oficial.

Ella es actualmente la líder nacional, aunque fue electa como secretaria general, por lo que los estatutos del partido le dan la oportunidad de contender.

El problema es que la gente de su partido no la quiere, la tachan de déspota y grosera.

Hay videos de ella maltratando a militantes y gente de la ciudadanía que corren entre los morenistas, lo que hace que su mala imagen empeore.

En el Estado de México, por ejemplo, ninguno de los grupos la acepta, por el contrario, han hecho campaña en su contra aquí.

Este sábado estará por el Estado de México Alejandro Rojas, que es el suplente del Senador Monreal y el más fuerte contrincante de Yeidckol Polevnsky.

Estará en Capulhuac para reunirse con militancia y simpatizantes, como lo ha hecho en diferentes lugares del país.

Es la cara de un grupo fuerte de morenistas, como Monreal, Marcelo Ebrard y Mario Delgado que no quieren más a Polevnsky al frente del partido.

Lo cierto es que el presidente López Obrador está muy cómodo sin contrapesos, no sólo en la política nacional, sino en su propio partido y lo que busca es mantenerse en la misma línea.

Yeidckol Polevnsky es muy cómoda para él, porque no le significa resistencia alguna.

En este caso, al igual que en el tricolor, lo que más conviene al partido es escuchar a la militancia, sobre todo, dar oportunidad a la formación de nuevos cuadros que puedan ser útiles para los años venideros y así no tendrán que echar mano de los “chapulines” que vienen de otros partidos y no creen en las mismas causas.

Sin embargo, en contraparte, está el tremendo liderazgo de López Obrador al que difícilmente podrán hacerle sombra.

Aún así, a menos intentan y la campaña en contra de Polevnsky está que arde. Ya se verá si López Obrador está dispuesto a escuchar la voz de la base o decide que es él quien tiene derecho de imponer líder a Morena, pero lo más importante, a ver cómo le responde a eso su gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *