Portal Político

Homicidios y terror

Martha González

El caso de la Síndico Municipal de Jilotepec, Beatriz García Licona, es el tercer homicidio de un funcionario de cabildos en este año en nuestra entidad, y apenas estamos a mitad de 2019, el primer año de estas administraciones.

En los casos anteriores, como en este, no hubo reportes previos de amenazas ni señales de que corrieran peligro.

En ninguno de los casos hay pistas y las investigaciones de los anteriores no muestran avance, al menos no que se sepa.

La situación es preocupante, ya sea que sus funciones tuvieran algo que ver o no, pues demuestra que el problema de inseguridad es grave en la entidad, donde últimamente algo pasa, más allá de la creciente ola de robos, que son delincuencia común.

El fiscal dice que están trabajando, los diputados de Morena –de ese partido era Beatriz García- condenan el asesinato, el gobernador no se pronuncia y estos casos, se quiera o no, son más llamativos y generan preocupación entre la sociedad, de manera que seria muy bueno que la fiscalía mostrara avances que arrojen luz sobre estos asuntos, para que los rumores y el temor no se apoderen del espectro publico.

Inundaciones y basura

A pesar de los esfuerzos de las autoridades, las lluvias de este año ya han causado estragos graves, en particular en el Valle de México.

En Cuautitlán Izcalli, por ejemplo, aún no consiguen desahogar lo suficiente el líquido de la presa del Ángulo, cuyo desborde causó daños en decenas de casas.

Esas son desgracias muy lamentables, tanto como lo es saber que en los trabajos de limpieza de ese cuerpo de agua, en los días recientes, retiraron cien toneladas de basura.

Esa es una cantidad enorme de suciedad, que proviene de los hogares, de los ciudadanos, que deciden arrojar sus desechos en las calles o en cualquier lugar, menos el apropiado. Entre los desechos había de todo, incluidos muebles y animales muertos.

Lo cierto es que en los años recientes los gobiernos municipales y el estatal hacen el trabajo necesario para evitar las inundaciones, una prueba clara es San Mateo, que con las obras del año pasado ha podido librar hasta ahora los problemas que solía tener cada periodo de lluvias puntualmente.

Sin embargo, mientras los ciudadanos no aprendan que la basura que arrojan en los lugares inadecuados terminan por generar inundaciones, este problema no tendrá fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *