Portal Político

Proyecto en riesgo

Martha Gonzáles Aguilera 

Al presidente Andrés Manuel López Obrador se le complicó más de lo que esperaba la manifestación del Frente Nacional Anti AMLO, mejor conocido como FRENAA, pues cerrarles el zócalo capitalino derivó en un plantón en el Monumento a la Revolución que ahora se ha extendido a Paseo de la Reforma, con todas las implicaciones que esto conlleva.
El Ejecutivo nacional conoce muy bien las repercusiones de un asunto como este, pues él mismo acudió a ese mecanismo hace años, cuando era parte de la protesta y no la cabeza del gobierno federal.
La realidad es que una movilización que bloquee el corazón de la Ciudad de México no será buena para nadie, pero mucho menos para el presidente, que asegura tener altos niveles de popularidad.
Lo cierto es que López Obrador tiene varios frentes abiertos con conflictos que hoy por hoy pueden minar su proyecto a futuro.
El presidente sabe que sus niveles de aceptación son altos, pero también que está perdiendo puntos y la caída puede precipitarse rápidamente.
Lo interesante es que, ante la presión, la respuesta lo ha llevado a meterse en un atolladero que podría significar un conflicto mayor, de cara a la elección en que debe consolidar su proyecto político transexensal.

Morena, la tormenta perfecta

Y ya en el tema de proyectos a futuro, resulta que Morena no estará a tiempo de elegir un líder estatal que encabece los esfuerzos del partido para la elección del año que viene.
Hoy en día, tiene un Comité estatal controlado por cinco cabezas que toman las decisiones de forma colegiada.
En esa forma permanecerán, en espera de la elección de dirigencia nacional que les dé indicaciones a los estados en cuanto a los comicios locales.
Así las cosas, el partido con mayor peso en la política mexiquense, irá a las elecciones de alcaldes y diputados sin un líder que les marque el rumbo, lo que inexorablemente implica el riesgo de que naveguen sin destino en medio de la tormenta perfecta, pues la ruptura interna de esa fuerza política es más que evidente.
¿Será que la oposición logre sacar ventaja de esas circunstancias?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *