Problemas reales

Martha González

Toluca, la capital del Estado de México, el más grande del país, vive una ola de violencia que a nadie le ha pasado desapercibida, pero que preocupa cuando las autoridades aceptan la gravedad del asunto y no se hacen cargo de la solución del problema.

Resulta frustrante que el gobierno municipal diga que no tiene capacidad para enfrentar la inseguridad y que el estatal sólo enliste los problemas como si se tratara de algo sin importancia.

El Estado de México tiene graves problemas de inseguridad, tanto por la presencia de delincuencia organizada como de la delincuencia común. Ambos fenómenos afectan gravemente la tranquilidad de los ciudadanos en muchas regiones del territorio mexiquense.

Sabemos que este es un problema compartido con buena parte del país, pero eso no es consuelo para nadie.

No podemos acostumbrarnos a que la delincuencia organizada se involucre con las autoridades municipales en reuniones que luego se hacen públicas, o que sumemos de mayo a la fecha 100 denuncias por desaparición en Toluca, como si fuera cosa de juego.

Habrá quienes digan que ya es común y tal vez tengan razón, pero eso no significa que debamos claudicar.

La inseguridad en el Estado de México es un problema grave y debemos enfrentarlo con la importancia que tiene.

Puerta Violeta

Ayer el gobernador Alfredo del Mazo, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el alcalde de Nicolás Romero, Armando Navarrete, echaron a andar la iniciativa Puerta Violeta, dirigida a la atención integral para víctimas de violencia, mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Esta es la primera vez que este proyecto será operado por tres niveles de gobierno, por lo que se pondrá a prueba aquí este tipo de trabajo que puede arrojar estupendos resultados si se hace de manera adecuada, así que valle mucho la pena darle seguimiento.

El Estado de México tiene problemas graves con este tema y ha dado pasos importantes para resolverlo, esta es una muestra más.

Las dos alertas de género que pesan sobre municipios mexiquenses podrían por fin empezar a funcionar, pues han llevado al diseño y aplicación de políticas públicas adecuadas.

Así las cosas, la Puerta Violeta es un esfuerzo importante de las autoridades a favor de las mujeres que vale la pena reconocer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *