Reúnen a tres generaciones con Cri – Cri

Cultura

Aplausos, risas, rostros de asombro y gusto, fueron las reacciones que tuvo el público durante la primera función del ballet Cri-Cri que presentó la Compañía Nacional de Danza en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, con la cual la agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) abrió su programa de este año.

El ballet, creado por José Luis González, hizo un recorrido por 25 piezas musicales de Francisco Gabilondo Soler, uno de los compositores mexicanos más sobresalientes del siglo pasado, cuyas obras forman parte del imaginario colectivo de los mexicanos.

Al inicio, tras Saltarina en Sol bemol y el legendario Tema de Cri-Cri, en una voz en off se revela lo que para El grillito cantor era “La receta de la felicidad”: Según los mayores, los niños se maravillan con las cosas más tontas. Es triste dejar de ser niño y suponer tontas las cosas que antes nos gustaban.

Con estas poderosas palabras, que pertenecen a las narraciones escritas por el compositor mexicano, se abrió el mundo fantástico. Primero, vino el cuadro de El ratón vaquero que fue seguido con las palmas del público que abarrotaba el recinto; siguió Di ¿por qué?, pieza durante la cual se presentó a otros personajes como los Misifus, el gato que, en seguida, sería el protagonista del cuadro Gato carpintero.

Varias canciones

El programa también incluyó Llueve, El chorrito, Mosquitos trompeteros, Negrito sandía, Negrito bailarín, Cucurumbé. Una parte del montaje que despertó gran emoción fue Chong-ki-fu, al ver al dragón que ambienta el cuadro recorrer los corredores cerca del público, así como la Canción de las brujas, quienes bajaron del escenario para sorpresa de los espectadores.

Una respuesta a “Reúnen a tres generaciones con Cri – Cri”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *