Sancionarán acoso y hostigamiento callejero en Toluca

Este municipio es el primero en el Estado de México en sancionar dichos actos con arresto inconmutable de 24 a 36 horas.

Karina Villanueva

Toluca se convirtió en el primer municipio del Estado de México en sancionar el acoso y el hostigamiento callejero, es decir, los piropos y conductas de violencia contra mujeres en espacios públicos.  Durante la vigésima segunda sesión de cabildo, se determinó que dichas expresiones son consideradas como faltas graves en el Bando Municipal y ameritarán de 24 a 36 horas de arresto inconmutable en la Comisaría Municipal.

Paola Jiménez Hernández, décimo quinta regidora, solicitó la modificación al artículo 105 del Bando Municipal, misma que fue aprobada por unanimidad.

“Son infracciones a las disposiciones sobre el orden público graves: acosar, hostigar, emitir ofensas, palabras obscenas o de índole sexual, así como realizar actos de exhibicionismo en contra de las mujeres, afectando su libertad, integridad y derechos una o más ocasiones”.

Al respecto, Jiménez Hernández señaló que la Alerta contra Violencia de Género en la entidad, implementada en julio de 2015 registra un escenario desolador de la invisibilización de dicha problemática; falta de personal sensibilizado y capacitado para la atención de dichos temas; la omisión, corrupción y la obstaculización en el acceso a la justicia, entre otros.

“La problemática que enfrentamos es que nosotras como mujeres padecemos situaciones de violencia sexual en el espacio público, y nos vemos obligadas a modificar trayectos y rutinas cotidianas que afectan nuestro tránsito en el medio urbano, por temor, nosotras mismas limitamos el uso y apropiación de la ciudad”.

Piropos, doble sentido y comentarios sexuales

Refirió que, de acuerdo con ONU Mujeres, dentro de los actos comprendidos como violencia y acoso sexual en los espacios públicos se encuentran los verbales, como piropos, insinuaciones, ofertas sexuales no consentidas, ofensas con insultos, términos lascivos, términos de doble sentido y comentarios sexuales inapropiados; los simbólicos, gestos y señas referencias en imágenes y sonidos; los físicos, como manoseos, abrazos, apretones, besos o arremetidas con el cuerpo; seguimiento y persecución.

Lamentó que las estadísticas revelan que el 61.1 por ciento de mujeres de 15 años o más reconocen haber experimentado por lo menos un incidente de violencia de su vida.

Asimismo, que el 38.7 por ciento de las mujeres ha sido agredida en espacios como la calle, el transporte, cines, iglesias, tiendas u hospitales en donde el agresor es algún desconocido, vecino o amigo. Dijo que el 34.3 por ciento de las mujeres de 15 años o más han sufrido a lo largo de su vida situaciones como tocamientos, manoseos o agresiones físicas, insinuaciones, obligación de mirar o realizar actos sexuales.

“El objetivo es realizar acciones para modificar patrones socioculturales de conducta que garanticen a las mujeres la erradicación de acoso (…) asimismo se deben erradicar prejuicios y costumbres que normalicen el acoso justificado socialmente y muchas veces justificados como piropos”.

Conductas inaceptables

El alcalde, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, afirmó que este tipo de conductas son inaceptables y deben ser erradicadas de manera puntual en todos los sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *