Se reforestará zona de obra del puente San Mateo

Las especies de más de 2 metros de altura, serán plantadas en la colonia el Campanario.

Janet H. Bárcenas

El gobierno de Atizapán, a través de la Dirección del Medio Ambiente a cargo de Jesús Ortega, informó en conferencia de prensa, que la próxima semana iniciará la reforestación comprometida por la realización de la obra del puente San Mateo, precisando que se plantarán cerca de 300 árboles en sustitución de los 25 que serán retirados.

En presencia de la directora la directora de Desarrollo Territorial, Nina Hermosillo y de Lourdes Vargas, presidenta de la Fundación Ecología con Amor, y de Argimiro Hernández y Héctor Quintana, representantes de la empresa CICSA, el Director de Ecología precisó que esta acción es de acuerdo a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Jesús Ortega aportó que las especies de más de 2 metros de altura, entre ficus, cedro blanco y ciprés, serán plantadas en la colonia el Campanario, muy cera de la zona de la obra, y aclaró que hasta el momento no ha sido retirado ningún árbol.

Conflicto Social

Cuestionados sobre la inconformidad ciudadana con la obra, Norberto Hernández asesor de Presidencia,  afirmó que se tiene una mesa diálogo permanente con los vecinos, para escuchar y atender todas las opiniones, sin embargo -dijo- que hay una minoría muy activa que se opone a la obra, a quienes se les ha invitado para informales de esta acción que es parte de un conjunto de obras que se tiene proyectadas con el Gobierno Federal y del Estado, y que lo que se busca es que sea de amplio beneficio para los habitantes de Atizapán.

“Cuando hay un accidente, las ambulancias que tiene que pasar esta zona se hacen de 40 a 50 minutos para poder prestar un auxilio; esta administración tiene la disposición de impulsar los proyectos que le hacen falta a la Ciudad, muchos gobiernos por no enfrentar el conflicto social, dejan de hacerlo y hacen obras de relumbrón que solo sirven para sacarse la foto, pero no para que se desarrolle la ciudad”, refirió.

Puntualizó que Atizapán tiene vocación comercial y de servicios, por lo que se tiene la  corresponsabilidad de trabajar en la generación de empleos y obras de infraestructura y  actuar con firmeza y visión de futuro y no dejar sujeta a  la ciudad a la saturación del espacio urbano, porque no quiere entrarle al conflicto.

“El Conflicto social será atendido porque tenemos un gobierno de puertas abiertas y de dialogo, pero también seguiremos actuando en los proyectos de gran visión y que son de amplio beneficio para los habitantes”. Norberto Hernández, asesor de presidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *