Señalan irregularidades en plataformas educativas de la Academia de Lengua de Señas Mexicana

CDMX 

Laura Velásquez 

Tras la pandemia derivada del COVID- 19 y la implementación de estrategias para un regreso seguro, trabajadores de la Academia de Lengua de Señas Mexicana piden una revisión a las plataformas educativas que se implementarán para brindar cursos, una vez que las actividades escolares se reanuden en Semáforo Verde.

A dos años del funcionamiento de la Academia de Lengua de Señas Mexicana, la primera escuela en su tipo situada en México donde los asistentes pueden certificarse como intérpretes, trabajadores piden que se realice una observación minuciosa sobre los servicios de interpretación que la academia ofrece y la calidad de éstas, ya que de  las interpretaciones que se realizan dependen los distintos servicios de atención a la población, como son las conferencias del gobierno federal y la capitalino.

Descartar a quien no cumple con perfil 

De manera anónima ante el temor a represalias, los inconformes mencionaron que el programa de estudios de la Academia de Lengua de Señas Mexicana está a cargo de sordos y dada la trascendencia de las interpretaciones, piden también la evaluación y revisión de las formaciones académicas y profesionales de los intérpretes actuales a fin de descartar a los que no cumplan con los perfiles para dar clases, sobre todo en la actualidad en la que dadas las condiciones sanitarias obligarán a establecer nuevos esquemas de enseñanza a distancia y presencial para evitar la propagación del COVID.

Señalaron que, el 90 por ciento de las personas con sordera nacen de papás que escuchan, por lo tanto, no conocen el lenguaje de señas. En tanto, los que se dedican a la interpretación, lamentablemente aprebden en la calle y no tienen una formación sólida, mucho menos que avale que los intérpretes actuales están capacitados formalmente para dar clases con esta discapacidad o que sean traductores de las conferencias de las autoridades.

Cifras 

De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de las más de 689 mil personas que en el Estado de México tienen alguna discapacidad, el 12.1 por ciento registra una limitación auditiva. En Toluca existen más de 24 mil personas con alguna discapacidad, y de ellas, más de dos mil personas tienen una discapacidad auditiva.

Dada la trascendencia de este sector y la cantidad de información que se genera a diario, así como las nuevas disposiciones en materia educativa, de salud y demás, piden de manera urgente la revisión de este programa que en la actualidad forma a 600 intérpretes mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *