Sintonía Electoral

Renovación escalonada del INE

Consejero Electoral, Saúl Mandujano Rubio

Conseguir un mejor equilibrio entre cambio y continuidad es una de las notables ventajas de la renovación escalonada en órganos colegiados. Evita que la experiencia se aparte y ofrece ecuanimidad con las nuevas visiones que se incorporan. Combinar experiencia y cambio les viene bien a organismos deliberativos donde el aspecto técnico es una cualidad. Impide un vacío en las actividades cotidianas y abrevia la pausa en la adaptación.

Armonizar la persistencia de criterios con su gradual renovación es una bondad que no debe perderse de vista, reemplazar escalonadamente a un organismo facilita la discusión colectiva e impide un esquema rígido de interpretación. Es cierto que el cambio en las personas que desempeñan una función pública, es sustento y razón de ser de nuestra vida democrática, pero cuando se trata de organismos especializados es necesario que los periodos de transición no se conviertan en un debilitamiento que perjudique a la institución. La sustitución progresiva pretende, precisamente, no paralizar o entumir el debate, y sin sacrificar su calidad y coherencia.

Buena noticia para la credibilidad electoral, es sumar al INE la pluralidad que enriquece las discusiones, que respalda el diseño institucional donde se garantiza la horizontalidad en la deliberación y corresponsabilidad en las decisiones, diálogo y construcción de acuerdos. Se incorporan al Instituto dos consejeras y dos consejeros electorales, concluyeron su gestión hace unas semanas, Pamela San Martín quien le aportó pluralidad y capacidad argumentativa al debate, Marco Antonio Baños sagacidad y sensibilidad política, Benito Nacif madurez y contundencia académica; Enrique Andrade serenidad y aplomo.

Se han integrado al INE la visión internacionalista de Norma Irene De la Cruz Magaña con la percepción aguda del periodismo, el discernimiento filosófico de José Martín Fernando Faz Mora y su interés en los derechos humanos y democracia, la percepción social de UUC-Kib Espadas Ancona y su narrativa, el dominio sólido e ilimitado de Carla Humphrey Jordan en la materia electoral y su probada capacidad de diálogo. Cada uno ya fijo su postura sobre los retos del Instituto y el compromiso de acompañarlo con decisión.

No tienen tiempo para un proceso apacible de asimilación. Deben incorporarse de inmediato y en un contexto complicado a la organización de las elecciones en Hidalgo y Coahuila; al análisis para otorgar el registro de nuevos partidos políticos; a la búsqueda de perfiles adecuados para los Organismos Públicos Locales que renuevan su integración en unas semanas. Sobre la marcha vertiginosa del INE deberán sumarse al estudio y actualización del marco normativo, a la elaboración y discusión de un número monumental de acuerdos próximos a tomar.

Siendo mandato constitucional, la renovación periódica del INE es una estupenda ocasión para revitalizar enfoques y refrescar argumentos. Desde su origen, el INE ha sido un espacio privilegiado para desahogar una parte sustantiva de la agenda político electoral, es un eslabón robusto de la democracia mexicana, donde la pluralidad y la diversidad tienen cabida. Toca a las consejeras y consejeros de reciente ingreso acompañar con buen ánimo y humor una cartera repleta de temas. Mostrar carácter y exhibir su inquebrantable empatía con la autonomía institucional.

Comienza en septiembre la organización del proceso electoral más grande e importante en la historia del país, se superan los 21 mil cargos de elección, entre ellos la estratégica composición de la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas. No vienen a restar o dividir, se incorporan para sumar. Para refrendar la credibilidad en el INE y la integridad de las elecciones. Bienvenidos las consejeras y los consejeros electorales, le resulta favorable al INE su inclusión consensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *