Tras cierre de plaza de la computación, ahora venden en las calles

Toluca

El inmueble ubicado en Toluca fue cerrado al público ante la contingencia por COVID-19.

Karina Villanueva

Más de 200 personas dedicadas a la venta de equipo de cómputo como laptops, monitores, de escritorio, consumibles, así como a la venta y reparación de teléfonos celulares, tabletas y accesorios de teléfonos móviles, se han visto obligados a ofrecer sus productos y servicios de manera informal.

Tras el cierre de establecimientos decretado por las autoridades estatales y municipales ante la contingencia por COVID-19, así como por las medidas de sana distancia, en la capital del Estado de México, empleados de la Plaza de la computación, ubicada sobre las calles de Benito Juárez e Independencia, en el centro de Toluca, que se quedaron sin un lugar donde ofertar sus servicios se han convertido temporalmente en ambulantes.

Son cerca de 500 los locatarios que, hasta antes de la emergencia sanitaria, laboraban normalmente en la Plaza, mismos que reportan perdidas en las ventas hasta de un 80 por ciento, toda vez que en días ordinarios llegaban a generar más de mil pesos al día, y ahora solo han logrado obtener ingresos que van de los 200 a los 500 pesos.

Tienen cuentas por pagar

Francisco López, locatario de la Plaza, señaló que ante el desconcierto y la incertidumbre que les generó el cierre del inmueble, él y otros empleados buscan la forma de obtener ingresos, para ello decidieron ofrecer sus productos y servicios en el Pasaje 16 de septiembre, muy cerca de la Plaza, ya que aseguró, los clientes que aún desconocen sobre el cierre de los comercios acuden al sitio y los identifican fácilmente.

Otros locatarios también señalaron que la renta de los establecimientos continúa corriendo con normalidad, ello a pesar de que los locales no están abiertos; sin embargo, dentro de los mismos permanecen sus mercancías, las cuales relataron, no tuvieron tiempo de sacar debido a la premura de los cierres. La renta por un local asciende a los 10 mil pesos mensuales.

Cabe referir que, según datos de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) del Valle de Toluca, para el presente mes, se estiman pérdidas económicas por más de 300 mil millones de pesos en el sector comercio, en el Estado de México, y de más de 100 mil millones de pesos en el Valle de Toluca. Hasta el momento, se reporta un cierre aproximado del 65 por ciento de los comercios.

Les exigen la renta

Indicaron que los administradores de la Plaza de la computación hasta el momento no les ha dado plazos ni condonaciones, e incluso les han exigido la renta de marzo y abril; señalaron que toda vez que es incierto cuanto tiempo continúe la contingencia por COVID-19, están preocupados de no poder subsanar los gastos les representará la falta de clientes, y en consecuencia de ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *