Túnel Emisor Poniente II evitará inundaciones en 3 municipios de ZMVM

Servirá para desalojar el agua por el poniente, se conectará con el Canal Emisor Poniente, que llegará hasta Zumpango.

Adriana Carbajal

La construcción del Túnel Emisor Poniente II que lleva a cabo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) beneficiará a más de un millón de habitantes, por los menos, de Atizapán, Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli, pues quedarán a salvo de inundaciones durante la temporada de lluvias.

Así lo dio a conocer el vocal de la Comisión de Agua estatal (CAEM), Alfredo Pérez Guzmán, quien dijo que es un proyecto importante que ayudará a adecuar algunas zonas consideradas de riesgo en el Atlas.

“No es que cada año se inunden, pero sí estaban considerados en algún peligro. Conagua considera 2.1 millones de personas beneficiadas con la totalidad de la obra, pero en esta zona serían hasta 1.1 millones de habitantes aproximadamente”.

Busca beneficio de comunidades

Indicó que se trata de una construcción que está dividida en dos partes y tiene 100% de inversión del gobierno federal, con la que inicialmente busca beneficiar a las tres localidades mencionadas del Valle de México, después se conectará con el Canal Emisor Poniente para entubar el agua hasta Zumpango.

Asimismo, dio a conocer que esta estrategia parte de todo un complejo hidráulico para sacar agua de esa región mexiquense, pues en los últimos 500 años las instancias gubernamentales de los tres niveles lo único que hicieron en materia de lluvias fue tratar de liberar el recurso.

“En el poniente de la Ciudad de México (en alcaldías como la Magdalena Contreras y Miguel Hidalgo) y los municipios mexiquenses colindantes, no hay otra forma de hacerlo que por la parte norte”.

Agregó que el túnel servirá para desalojar el agua por el poniente y la Comisión Nacional del Agua los visualiza para beneficio de los habitantes de los municipios mencionados en el Valle de México y después se conectará con el Canal Emisor Poniente, que llegará hasta Zumpango.

Reconoció que aún falta desalojar la parte de estos ríos como el San Javier y el Xochimanga y poderlos conectar posteriormente al Canal Emisor.

Restos técnicos

Dijo que ha habido retos de carácter técnico como los nitratos o bien la superficie de tierra que hay en el subsuelo en algunas zonas donde está muy bajo el túnel, apenas a ocho metros, lo que ocasionó que se tuvieran que colocar micropilotes para que las cajas que están encima no tengan problemáticas después y puedan recibir el impacto de la fuerza del agua.

Indicó que la conclusión de la obra depende totalmente de la comisión federal, aunque de acuerdo a la última visita de hace 15 días a la que acudieron el Secretario de Obra Pública, el vocal ejecutivo de la CAEM y la titular de la Conagua, observaron que el túnel ya está operando, aunque no es la solución hidráulica total pues falta una parte para tener la cobertura planeada.

“Falta mucho trabajo por hacer, particularmente era importante asegurar su utilidad para la captación de agua de los ríos en Tlalnepantla y Atizapán, que en años pasados fueron la causa de varias inundaciones”: Alfredo Pérez Guzmán, vocal de la CAEM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *