Violencia contra las mujeres, la incidencia aumenta y las exigencias crecen

Reportaje

Ixchel Vázquez González, investigadora de la UAEMéx, consideró que, la normalización de la violencia en diversos ámbitos es tan común que se ha invisibilizado.

Karina Villanueva

El próximo 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer; sin embargo, ante los altos índices de delitos que laceran al género femenino, el mensaje ha cambiado, este año más allá de felicitar a las mujeres por su día, se busca visibilizar la violencia que sufren en distintas formas, así como exigir un alto a delitos que han ido al alza, como feminicidios, violaciones, desapariciones, y recientemente evidenciado con mayor fuerza, el acoso y hostigamiento.

Durante el último año, en México se han registrado mil 6 víctimas de feminicidio, 17 mil 46 carpetas de investigación por violación, 644 por trata de personas y se reportan 3 mil 93 mujeres desaparecidas.

El Estado de México no es ajeno a dichas problemáticas, por el contrario, es considerado uno de los más violentos y con mayor incidencia delictiva en agresiones contra mujeres, especialmente en el delito de feminicidio.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registra que, en el año 2019 se registraron 122 víctimas de feminicidio, nueve de ellas con arma de fuego, 21 fueron asesinadas con arma blanca, 92 con otro elemento, y en los 155 casos restantes no se especifican más detalles.

Hechos del 2020

En lo que va del presente año, se reportan cinco víctimas de feminicidio. En el registro del SESNSP, los municipios mexiquenses que registran mayor incidencia de dicho delito son Amatepec, Chimalhuacán, Cocotitlán, Ecatepec, y Los Reyes la Paz.

En lo que se refiere al delito de homicidio doloso, en territorio mexiquense han sido víctimas 21 mujeres. El Estado de México se coloca en el lugar 16 a nivel nacional en la comisión de dicho delito por cada 100 mil habitantes, con 0.2 por ciento.

En lo que respecta a homicidio culposo, se registran seis víctimas mujeres, la entidad se coloca en el lugar 29 de incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes, con 0.1 por ciento.

Escalada de agresiones

Martha Isabel Ángeles Constantino, especialista en temas de violencia e investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), alertó que, en la mayoría de los casos de feminicidio, los agresores van mandando señales a las víctimas con antelación, es decir, comienzan con agresiones como insultos, prohibiciones, empujones, golpes, hasta llegar a privar de la vida a la mujer.

Por lo anterior señaló que, es de vital importancia identificar los tipos de violencia que reciben las mujeres diariamente y que, en muchas ocasiones no se denuncian, ni se pone un alto debido a que están normalizados.

Violentómetro

Destacó que existen diversas herramientas de detección de este tipo de agresiones, una de ellas, dijo, el llamado “Violentómetro”, creado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), mismo que como su nombre lo indica, señala detalladamente las escalas de violencia de las que pueden ser víctimas las mujeres.

Dicho instrumento ha sido replicado en instituciones educativas, instancias gubernamentales y asociaciones civiles, está dividido en tres rubros:

¡Ten cuidado! ¡La violencia aumentará!: bromas hirientes, chantajes, mentir o engañar e ignorar o ley del hielo.

¡Reacciona! ¡No te dejes destruir!: culpabilidad, descalificar, ofender, humillar en público, intimidar, amenazar, controlar, prohibir, destruir artículos personales, manosear, caricias agresivas, golpear “jugando”, pellizcar, arañar, empujones, jaloneos, cachetadas.

¡Necesitas ayuda profesional!: patear, encerrar o aislar, amenazar con objetos o armas, amenazar de muerte, forzar a una relación sexual, abuso sexual, violar, mutilar.

Estos son los antecedentes antes de asesinar. Las lesiones dolosas están dentro de dichos parámetros.

“Les prohíben salir, vestirse de tal o cual modo, no tener amigas ni amigos, no visitar a sus familias, dejar de trabajar, no usar redes sociales, en fin, hay múltiples conductas el agresor que son focos rojos de violencia; sin embargo, no se consideran como tales”, afirmó Norma Cuenca, trabajadora social, quien señala que cada vez son más los casos de agresiones contra mujeres.

Al respecto, Dilcya García Espinoza, fiscal Central para Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), señaló que aún existe un gran número de mujeres que no denuncia, situación que impide que los agresores tengan un castigo y paguen por los delitos cometidos.

Secuestro y Extorsión

Cifras del SESNSP revelan que, en enero de 2020, 10 mujeres fueron víctimas del delito de secuestro, ocho de ellas son mayores de edad, y dos menores de 18 años. En lo que respecta al delito de extorsión, 79 mujeres mexiquenses han sido víctimas de dicho delito. En el registro por cada 100 mil habitantes, la entidad mexiquense se coloca en el quinto lugar a nivel nacional, con 0.9 por ciento.

Trata de personas

Los datos del Secretariado de Seguridad indican que, en el primer mes del presente año son seis las mujeres víctimas de corrupción de menores. En lo que se refiere al delito de trata de personas son cuatro las mujeres víctimas de dicho ilícito.

El Laboratorio de Seguridad Ciudadana del Estado de México (LSCEdoMex) reveló que, el delito que más creció en 2019 fue la trata de personas. Los distritos judiciales con las tasas más altas por cada 100 mil habitantes fueron Lerma (0.63), Toluca (0.49) y Otumba (0.46).

Los primeros tres municipios con las tasas más altas de incidencia de trata de personas por cada 100 mil habitantes fueron Donato Guerra (2.5), Capulhuac (2.4) y San Mateo Atenco (2.3). Mientras que los municipios considerados como focos rojos fueron Toluca, Ecatepec de Morelos y Nezahualcóyotl, que pasaron de tener una tasa de 0.2, 0.1 y 0.2, respectivamente, a 0.9, 0.3 y 0.3 por cada 100 mil habitantes.

Llamadas de emergencia

El SESNSP detalla que, en enero del año actual se recibieron 3 mil 543 llamadas de emergencia relacionadas con incidencia de violencia contra la mujer. El Estado de México se coloca en el primer lugar, seguido de Chihuahua, la Ciudad de México y Jalisco. En el registro por cada 100 mil habitantes la entidad mexiquense se coloca dentro de los primeros cinco lugares, solo por debajo de Chihuahua, Ciudad de México y Coahuila, con 39.7.

Policía de Género

En este sentido, Maribel Cervantes Guerrero, titular de la Secretaría de Seguridad (SS) del Estado de México, señaló que, las cifras de incidencia son mayores, debido a que se están denunciado más delitos. Destacó que, desde que se puso en marcha la operatividad de la Policía de Género, prioritariamente en los 11 municipios alertados con la declaratoria de Alerta contra Violencia de Género (AVG) – Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Tultitlán, Valle de Chalco y Toluca- existe mayor acompañamiento con las víctimas.

Indicó que, del total de las llamadas de emergencia o auxilio recibidas se logró contacto con el 34 por ciento de las posibles víctimas, mientras que, en el 66 por ciento restante, no se le pudo dar seguimiento a la llamada de auxilio. toda vez que no fue proporcionado un domicilio completo o datos reales de la víctima.

Cervantes Guerrero refirió que, dicha agrupación está conformada por elementos especializados en perspectiva de género, y tienen como principales objetivos detectar, atender y prevenir situaciones de riesgo potencial para las mujeres, orientar en el proceso de una carpeta de investigación, y proceder en situaciones de violencia intrafamiliar.

Nuevas perspectivas

Al respecto, Ixchel Vázquez González, investigadora de la FCPyS de la UAEMéx, consideró que, la normalización de la violencia en el ámbito familiar, escolar, laboral y de la cotidianeidad es tan común que se ha invisibilizado, por lo cual aplaudió la ola de movimientos, protestas y movilizaciones que piden y exigen un alto a la violencia contra las mujeres.

Dijo que, antes que la penalidad de los delitos, es necesario que las mujeres se empoderen y que se atrevan a denunciar.

“Se podrá poner una pena muy alta, pero al final, si las mujeres no están empoderadas jamás se van a atrever a hacer una denuncia. Es importante enfocarse en la recuperación y generación de espacios seguros, implementar protocolos, por ejemplo, para el acoso en la vía pública, el acoso en el transporte, que vale la pena decirlo, sufrimos mucho de ello, y en ocasiones no actuamos porque sabemos que la respuesta es una violencia mayor, si no tenemos un protocolo de qué hacer, cómo vamos a tener una denuncia de mayor grado”.

Vázquez González señaló que es urgente trabajar de manera más profunda en las relaciones afectivas y sentimentales, para evitar agresiones futuras.

“Me parece que hemos hablado mucho de la violencia de género, pero poco hemos hablado de las relaciones de pareja, las personas del exterior pueden preguntarse cómo es posible que la mujer permita tal o cual cosa, o porque nunca denunció, porque claro, entraron toda una serie de afectos en la pareja como es que a lo mejor me quiere, a lo mejor se va a enojar, mejor no digo nada, nada tiene sentido”.

Lesiones dolosas

Uno de los delitos que mayor incidencia registra es el de lesiones dolosas, en enero de 2020 se registran mil 97 mujeres víctimas de dicho ilícito, ocupando el primer lugar a nivel nacional, más del 90 por ciento de las víctimas son mujeres mayores de 18 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *