VISIÓN PARLAMENTARIA 

Brazo fiscalizador no tendrá pretexto para sancionar 

Diputado Valentín González Bautista, integrante de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización.

Como parte del proceso de fortalecimiento y modernización del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) y para que la Legislatura cumpla cabalmente con su facultad de fiscalizar la cuenta pública del estado, entes autónomos y municipios,  aprobamos en comisiones reformas a la Ley de Fiscalización estatal.  

Desde la bancada de Morena presentamos la iniciativa que ya fue discutida al interior de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización, y aprobada por unanimidad, y pasará al pleno en los próximos días para su aprobación.  

Se requiere dotar al Osfem de todas las herramientas, instrumentos para que sea más eficaz y contundente, y dar un combate frontal a la corrupción, para que se avance en una política permanente en el ejercicio de la transparencia y la rendición de cuentas, y que los ciudadanos sepan cómo se están utilizando los recursos públicos. 

El proyecto establece que el informe mensual que enviaban los entes fiscalizables ahora será trimestral, para que el Osfem tenga mayor oportunidad de hacer una revisión de cuentas, de lo contrario solo recibe información acumulada sin tener capacidad de analizar, revisar y verificar el ejercicio de los recursos.  

El Órgano Superior, podrá promover en cualquier momento que cuente con los elementos necesarios, el informe de presunta responsabilidad administrativa ante el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de México; la denuncia de hechos ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, la denuncia de juicio político ante la Legislatura, o los informes de presunta responsabilidad administrativa ante el órgano interno de control competente, en los términos del Título Quinto de esta Ley. 

Estas reformas permitirán que el brazo fiscalizador de la entidad cuente con los elementos para que haga bien su trabajo, que no tengan pretexto que por la carga excesiva y burocrática, no pueden auditar ni resultar responsables,  y que no haya nadie ante la justicia administrativa. 

Los datos nos muestran el grave rezago en materia de fiscalización, pues en la Cuenta Pública 2017 en el ámbito municipal, aún hay pendientes de solventación 29 pliegos; de 2018 son 2 mil 208 pendientes de 4 mil 624 pliegos, y se van a ir acumulando. 

en el caso de la cuenta pública municipal para 2018, la cantidad de pliegos son 2 mil 504, que representa un 83.24 por ciento, por lo que se requiere eficientar el trabajo del Osfem. 

 De esta manera, se busca que el órgano fiscalizador no sea instrumento de hostigamiento, ni de fomento a prácticas de corrupción para el sorteo de irregularidades, sino que se garantice el pago por daño patrimonial. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *